¿Es posible eliminar la celulitis?

Seguro que para casi todos los que estáis leyendo este post, la celulitis es una vieja conocida. Si te pones a pensar, lo más probable es que ni recuerdes el momento en el que viste tu primera zona del cuerpo con celulitis. Lo que sí recordarás es que en ese mismo instante comenzaste a odiarla.

Es cierto que con el paso del tiempo aprendemos a convivir con ella, pero siempre en una lucha constante intentando deshacernos de ella con aplicaciones cosméticas que no sirven para nada.

 

Pero ¿Realmente se puede eliminar la celulitis?

 

Más adelante os daremos la respuesta, pero antes veamos un poco de su historia:

 

La celulitis ha tenido varias definiciones a lo largo de su corta historia (se empieza a conocer a partir de 1800). El fundador de L’Oréal la describió como “una mezcla de toxinas, residuos, grasas y agua”, Vogue la calificó como la grasa que no se puede eliminar.

El término se podría definir como la aparición de marcas en la piel similares a hoyuelos, y es comúnmente conocida como piel de naranja. La celulitis es el resultado de una alteración de la circulación de la capa grasa (hipodermis): el tejido graso crece y las paredes laterales se engrosan.

 

El origen y  las causas

Todavía existen bastantes incógnitas por resolver entorno a ella, ya que no se sabe bien su origen y qué la desencadena.

Lo que sí se sabe con seguridad, tras numerosas investigaciones, es que la celulitis no discrimina. Cualquier persona puede padecerla. Ni el sexo, ni el sobrepeso son condicionantes, aunque sí está demostrado que la padecen de forma visible un mayor número de mujeres que de hombres, aunque no es exclusivo de ellas. Tampoco se sabe cuál es la causa de su aparición, aunque hay varias teorías sobre qué puede influir para que aparezca, y por qué puede ser más visible.

 

Entre el 85 % y el 98 % de las mujeres después de la pubertad presentan algún grado de celulitis

 

Una de las causas por las cuales es más o menos visible es la propia base de la celulitis.  Al tratarse de una acumulación de grasa bajo la piel,  cuando la piel está menos fortalecida, la grasa aparece de una manera más visible. Esta es una de las razones por las que es más apreciable en las mujeres.  Los hombres  acumulan la grasa de forma diferente, lo que significa que la celulitis, para ellos, no será tan visible como en el sexo femenino.

La aparición de la celulitis también se puede relacionar con el momento hormonal en el que nos encontramos, el tabaco, la herencia genética que se tenga, o los malos hábitos alimenticios. Por ejemplo, en la alimentación hay dos productos que influyen en la aparición de celulitis: la sal y el azúcar. La sal retiene líquidos y el azúcar provoca la pérdida de elasticidad, la piel se debilita y la celulitis brota.

Pero el mayor problema para tratar la celulitis es que no se conoce su bien origen, ni por qué aparece, ya que hay múltiples factores  (externos e internos) implicados, por lo tanto  es difícil dar con el tratamiento adecuado. En cualquier caso, los tratamientos pueden ayudar a reducirla, pero nunca a eliminarla.

 

La celutitis no se puede eliminar

En efecto, has leído bien: Nunca podremos eliminar la celulitis, aunque sí mejorar su aspecto.

Lo que sí podemos hacer es prevenir su aparición.

 


A continuación os dejamos unos consejos:

 

1.- Hidratación y alimentación.

Beber mucha agua e infusiones diuréticas te van a ayudar a desintoxicar el cuerpo y mantener la piel elástica. En cuanto a la alimentación, ayudaría aumentar la ingesta de alimentos que mejoran la circulación como los frutos secos o las espinacas, ingerir más vitamina C por medio de frutas o incluir en la dieta alimentos depurativos como la alcachofa o los espárragos.

2.- Ejercicio de manera regular.

Mover la musculatura es positivo para todo, mejora la circulación, nos fortalece, y la piel se vuelve más tersa. Se recomienda realizar ejercicios aeróbicos y hacer hincapié en los ejercicios de glúteos y pierna, así evitaremos la aparición de celulitis o al menos se reducirá de manera considerable su visibilidad. También hay que evitar las posturas que provocan un mala circulación de  la sangre, como cruzar las piernas cuando estamos sentados, ya que favorecen la aparición de la piel de naranja y las varices.

4.- Drenaje linfático

Se realiza con el fin de eliminar líquidos y toxinas, reducir la hinchazón y mejorar el flujo sanguíneo, lo que conlleva una mejora en el estado de la piel para evitar la aparición de celulitis. Para la purificación linfática se pueden realizar masajes manuales o usar elementos, como cepillos, específicos para ello.

 3.- Tratamientos estéticos

Antes de hablar de los diferentes tratamientos que existen queremos remarcar que estos tratamientos no eliminan la celulitis, eliminan cierta grasa localizada, mejoran la circulación y hacen que la zona tenga un mejor aspecto, pero no la elimina de manera definitiva y radical. Habría que señalar también que los tratamientos estéticos no funcionan de la misma manera en todos los cuerpos, dependiendo de diversas circunstancias, en algunos tienen un mayor efecto que otros.

Dentro de los tratamientos de medicina estética, uno de los  más utilizados es el  láser que elimina parcialmente algunas células grasas, otro sería el subcutáneo que ataca a las bandas fibrosas para que la grasa se distribuya y no se quede concentrada, y otro el que intenta localizar la mayor zona con grasa para eliminarla, y reducir el contorno.

El éxito de estos tratamientos parte siempre de un buen diagnóstico, ya que existen diversos tipos y grados de celulitis: la celulitis blanda y dura. En ambas se pueden dar cuatro fases.

Por otro lado, estarían los tratamientos cosméticos,  un tanto más económicos: Las cremas reductoras/reafirmantes, o suplementos quemagrasa que ayudan a tonificar la piel para que esté más firme  y se reduzca  la visibilidad de la celulitis. Pero, como hemos apuntado antes, esto sería un parche, ya que jamás la eliminaríamos del todo.


Conclusiones:

  • Incluso el cuerpo más saludable en su peso ideal y en la perfecta forma física puede tener celulitis.
  • Llevar una vida saludable ayuda a prevenirla y a reducir su visiblidad.
  • Recuerda que una gran parte de la población  comparte ese problema contigo.
  • La celulitis no se puede eliminar.
Complementos alimenticios. Es importante seguir una dieta variada y equilibrada, así como un estilo de vida saludable.