¿ESTÁS BAJO EL EFECTO WINTER FAT?

El invierno puede boicotear tu peso…¿Por qué?

Estamos segur@s de que nunca te habías planteado que uno de los motivos por los que aumentas de peso en las épocas de más frío es por la baja exposición solar, ¿verdad? Pues así es, esto es lo que denominamos efecto Winter Fat. Obviamente el cambio de alimentación en las estaciones de bajas temperaturas o del estilo de vida y la falta de mayor actividad física provoca que cueste más mantener el peso, pero el efecto Winter Fat, es decir, la insuficiente luz solar, hace que tu organismo aumente en grasa corporal y por tanto el almacenamiento de lípidos, subiendo el peso de forma sorprendente.

 

¿Quieres retarte a ti mismo para que no suceda?

Pensarás, si es culpa de los rayos solares, con tomar el sol solucionamos el problema, pero cuando el frío llega la incidencia solar es menor. Es en verano cuando nuestra estrella se encuentra a mayor altura, cuando es más vertical y cuando las sombras son más cortas. A medida que dejamos atrás el verano, la altura del sol va disminuyendo. Este detalle es el que explica por qué la cantidad de luz ambiental es menor, y por qué el sol “calienta menos”. A su vez, la caída del sol se debe al eje de rotación de nuestro planeta, que está inclinado respecto su órbita alrededor del sol. Esto es lo que provoca la existencia de las estaciones, y la duración variable del día y la noche. Por tanto, hay que buscar otras opciones, ya que ésta no se puede modificar.

La flora intestinal es el conjunto de bacterias beneficiosas por norma general que viven en el intestino. La composición de la microbiota es única para cada individuo y evoluciona a lo largo de toda la vida. Su equilibrio es esencial para la salud porque, si bien numerosas bacterias presentes en el organismo son beneficiosas, otras, por el contrario, son nocivas, teniendo determinadas funciones precisas para nuestra salud:

1º Digestión de los alimentos.

2º Efecto de barrera, sobre todo de las bacterias potencialmente peligrosas para la salud humana.

3º Desarrollo del sistema inmunitario.

Un desequilibrio en la microbiota intestinal produciría consecuencias graves, más allá de la obesidad, lo que nos ha llevado a tratar este tema. Tu reto desde hoy es ¡empezar a incorporar en tu dieta los prebióticos y probióticos para cuidarla!

¿Y qué más?

Por supuesto, si estás bajo el efecto Winter Fat debes empezar a practicar ejercicio diario, por lo que de un modo eficaz ese peso o grasa podría bajar sin tener que llevar implícito el hecho de pasar hambre, puesto que esto combinado con una dieta saludable, y complementos con Vitamina C ayudarían mucho más a reducir este efecto que no sabías que existía. Alfa Nectar contiene Vitamina C y por ello contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario durante el ejercicio físico intenso y después de éste por ello sería ideal en este caso.

 

Complementos alimenticios. Es importante seguir una dieta variada y equilibrada, así como un estilo de vida saludable.