• 0
    • No products in the cart.

La covid19 no es una gripe

La covid19 no es una gripe, aunque nos hayan bombardeado desde el principio con esta información. Las similitudes con la gripe o la alergia son visibles, tanto en sus síntomas como en la transmisión, pero este virus es mucho peor, y más mortal,  que una simple gripe.

La covid19 no es una gripe

El coronavirus afecta principalmente a los pulmones, primero destruye los alveolos, y tras esto se produce una inflamación del tejido que impide el paso del aire. También puede provocar una infección que conlleve falta de oxigeno hacia los pulmones, por lo que el corazón bombea más rápido. En personas con otras enfermedades deriva en un deterioro sistémico de manera rápida.

Lo peor, y solo en casos excepcionales, es cuando se traslada a otros órganos como el corazón o los riñones. En el corazón puede afectar de manera directa inflamando todo el músculo y provocando una miocarditis o, que la inflamación pase a la parte interior de los vasos sanguíneos y provoque una alteración del colesterol malo, taponando las arterias y causando un infarto. El riñón sufre una destrucción del tejido a la par que una inflamación que desencadena en una insuficiencia renal.

 

Síntomas

Los síntomas más comunes del coronavirus son fiebre y tos y, tras una semana, deficiencia respiratoria. Según un estudio de la OMS, el 80% de los infectados tienen síntomas leves como fiebre alta (la mayoría), cansancio, tos seca y en algunos casos neumonía. El 14% desarrollan síntomas graves como dificultad al respirar que les obliga a usar respiradores, dolor de garganta y dolor de cabeza. El 6% llegan al punto de shock séptico, neumonía grave o insuficiencia pulmonar. Como ya sabemos, la mayoría de personas que han contraído el coronavirus tienen síntomas leves,  y ésta ha sido una de las consecuencias de la dificultad que existe para detener su expansión

Estos síntomas leves son los más habituales en otros virus, como el resfriado o la gripe. El periodo de incubación de la gripe es de 1 a 4 días mientras que el coronavirus se incuba entre 4 y 14 días. Normalmente, los síntomas de la gripe duran entre tres y cinco días. Además conlleva congestión y secreción nasal, moqueo y dolor muscular, pero sin que sean simultáneos.

Las erupciones también es un síntoma del coronavirus aunque menos común. No provocan escozor y aparecen y desaparecen alrededor de todo el cuerpo. Los expertos han explicado que aparecen por la liberación concentrada de carga viral en ese lugar del cuerpo en un momento determina el sistema digestivo y los intestinos no siempre se hallan a salvo.

 

La falta de gusto y olfato son otros síntomas que provoca el COVID-19

 

Numerosos pacientes sufren también trastornos gastrointestinales, como diarrea y vómitos. En varios estudios  los biólogos han descubierto que los que sufrían una enfermedad intestinal inflamatoria crónica, como la enfermedad de Crohn, tenían una mayor predisposición a padecer una forma grave de COVID-19. Debe recordarse que estas patologías intestinales son a menudo el resultado, al menos en parte, de un desequilibrio en la composición de la microbiota. En este contexto, una alteración de la microbiota intestinal favorecería los procesos inflamatorios ya iniciados por el coronavirus y agravaría la enfermedad, en una suerte de círculo vicioso.

El contagio

La manera de contagio es la misma que la gripe común, ya que, tanto el coronavirus como la gripe y el resfriado, se transmiten por las gotitas que expulsamos al hablar o toser. El periodo de desarrollo de los síntomas suele ser de 11,5 días en el 97% de los infectados, pero el periodo de incubación medio, según los expertos, es de 5,1 días. Es importante seguir las recomendaciones para evitar la propagación del virus y el contagio.

 

El 80% de infectados por SARS-CoV-2  tienen síntomas leves y se recuperan tempranamente.

 

 

 

La principal característica que diferencia el coronavirus  de la gripe está en la capacidad de transmisión, ya que el COVID-19 infecta entre 2/2,5 personas mientras el virus influenza que provoca la gripe contagia a 1,3.

 

Hospitalizaciones

La tasa de hospitalizaciones por el coronavirus es 20 veces mayor que la de la gripe, lo que ha desembocado en la crisis sanitaria que sufrimos, y la limitación de acceso a los hospitales por la gran cantidad de infectados. Además, la gravedad de la enfermedad ha provocado escasez de sanitarios, equipos e incluso material necesario.

 

En España hay aproximadamente 219.800 infectados y han fallecido casi 23.000 personas.

 

 

Aquellos que han estado ingresados en el hospital, han necesitado un periodo de 2 semanas para recuperarse al completo, y  aquellos en los que la enfermedad ha cursado con  gravedad, pueden llegar a permanecer de 3 a 6 semanas ingresados en UCIS.

Las personas consideradas como grupos de riesgo y, por tanto, que tienen más posibilidades  de contraer una infección grave, son las personas mayores, los que sufren  enfermedades crónicas, tensión alta y diabetes, o aquellos que tienen debilitado el sistema inmunológico. Los niños sin embargo presentan síntomas leves pero pueden transmitirlo de manera más amplia.

Las autoridades sanitarias recomiendan que si se llega a tener fiebre alta (40º) se acuda a emergencias, pero si no es así, habrá que reposar en casa, tomar líquido y paracetamol. Mantener el confinamiento, la distancia social y las medidas de seguridad, son la clave para frenar el virus, y tener muy  presente que la covid19 no es una gripe.

Alimentarse bien es fundamental, y tomar complementos alimenticios ricos en vitamina C puede ayudar a reforzar nuestro sistema inmunológico.

Alfa Néctar Tienda

Complementos alimenticios. Es importante seguir una dieta variada y equilibrada, así como un estilo de vida saludable.