La importancia de una buena salud buco-dental

No tener una buena salud buco-dental puede provocar importantes problemas de salud, y no sólo en la boca. La OMS afirma que las enfermedades buco-dentales pueden derivar a la larga en  problemas serios, por lo que en este post vamos resaltar la importancia de una buena salud buco-dental. 

Obviamente una de las principales causas de una mala salud buco-dental es el poco o mal lavado de dientes. También influye beber alcohol, fumar o tener una mala alimentación. El virus del papiloma humano puede provocar también mala salud en nuestra boca.

Cuáles son las las enfermedades directamente relacionadas con una mala higiene dental

 

Las caries.  Esta es la enfermedad más conocida en el mundo, y también, diríamos, que aún siendo leve, la que habitualmente más dolor provoca.  Suele tener varias fases, y en ocasiones puede afectar a la pulpa y acabar perdiendo el diente. Con revisiones frecuentes se pueden solucionar a tiempo, y evitar un daño mayor que un simple empaste.

 

 

Las enfermedades que afectan a las encías como la gingivitis o periodontitis suele provocar sangrado en el cepillado por la inflamación de las encías. Al incrustarse bacterias en las encías provoca esa inflamación que puede llegar a afectar al hueso de soporte. Realizar una limpieza bucal a fondo eliminará la mayoría de las bacterias  y permitirá recuperar la buena salud dental.

El 60% de los casos de halitosis, conocido como el mal aliento, están relacionados con la salud bucal. Generalmente se provoca por la acumulación de bacterias en la boca, restos de comida o por haber sufrido una enfermedad periodontal. Tras detectar cuál es el foco de la creación de esa halitosis, se determina un tratamiento especifico para combatirla.

 

 

Ente el 60-90% de niños en edad escolar y casi el 100% de los adultos tiene caries

 

La enfermedad bucal más grave, normalmente provocada por el consumo de alcohol y tabaco, es el cáncer de boca. Suele aparecer en hombres mayores. Además el alcohol y el tabaco desencadenan el mal aliento, deterioro del color  del diente y daños posteriores.

También tiene relación con la salud bucal  enfermedades coronarias o, incluso,  el derrame cerebral. Las mujeres con enfermedades periodontales tienen mayor posibilidades de embarazos prematuros y de tener bebes nacidos con bajo peso.

Las infecciones orales además pueden desencadenar en  problemas de órganos principales como el corazón, que puede verse dañado por una endocarditis bacteriana.

Los problemas de digestión también están relacionados con los problemas bucales ya que este proceso empieza ahí, en la boca. Y está demostrado que nuestra salud bucal está estrechamente relacionada con la salud de la microbiota. Se puede llegar a desarrollar síndrome de intestino irritable o insuficiencia intestinal a causa de una mala higiene.

Además diversos expertos han estudiado la posibilidad de que una enfermedad periodontal aumente el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas. De hecho, si sufres cáncer y no tienes una buena higiene buco-dental, la placa se acumula y las bacterias aumentan el riesgo de fallecer.

La población en general no relaciona un problema buco-dental con uno más grave para nuestro organismo pero la realidad es que muchas enfermedades graves tienen relación con la salud buco-dental.

 

9 de cada 10 personas en el mundo está en riesgo de tener enfermedades bucales

 

Las recomendaciones para mantener una buena salud dental y prevenir enfermedades son sencillas y fáciles de hacer:

 

1.- Cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día, durante dos minutos, con pasta dental de flúor y realizando movimientos suaves y limpiando todo bien. Cambiar el cepillo de manera regular también es una de las recomendaciones de los odontólogos.

2.- Usar hilo dental que elimina la placa donde el cepillo no llega.

3.- Usar enjuague bucal con flúor

4.- Acudir al dentista regularmente a hacerse revisiones y limpiezas.

5.- Evitar bebidas energéticas, gaseosas o zumos artificiales. Evitar bebidas azucaradas en general.

6.- Llevar una dieta saludable, evitando la comida basura, las golosinas y los dulces que pueden provocar caries y enfermedades en las encías.

7.- Evitar el tabaco y alcohol, que ayuda a que aparezcan enfermedades en las encías, cáncer en la boca y mal aliento.

Veamos por último lo que la  OMS define como salud bucodental:

ausencia de dolor orofacial, cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades periodontales, caries, pérdida de dientes y otras enfermedades y trastornos que limitan en la persona afectada la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar, al tiempo que repercuten en su bienestar psicosocial”.

Cuidemos nuestra salud bucal para evitar que los problemas en órganos principales aparezcan o se agraven.

 

El uso habitual de ALFA NÉCTAR, al ser  un complemento alimenticio rico en vitamina C y fuente de Selenio, Niacina y yodo, contribuye al mantenimiento de la piel y de las mucosas en condiciones normales por lo que ayuda también a tener una buena salud buco dental.

Complementos alimenticios. Es importante seguir una dieta variada y equilibrada, así como un estilo de vida saludable.