La microbiota

¿Tienes problemas de estomago y no sabes por qué? Quizás leyendo este post encuentres la solución.

Desde Alfa te vamos a contar qué es y como afecta la microbiota a nuestro organismo y cuáles son las soluciones para mejorar tu salud  intestinal.

 

 

Quizás la palabra microbiota no te suena tanto como si te digo flora intestinal. La microbiota es una comunidad de nuestro cuerpo en la que conviven las bacterias, mucosas y  microorganismos que residen en nuestro intestino. Aunque no, no hay que preocuparse. Ahí residen las bacterias que no son malas para nosotros y que justo cuando faltan o se deterioran es cuando comienzas a tener una peor salud. Estos microorganismos componen la llamada microbiota protectora, que como podéis deducir realiza una función de barrera para protegernos de las bacterias dañinas.

Conclusión: La salud de nuestra microbiota afecta a la salud de nuestro organismo en general.

 

Las funciones de este “órgano metabólico” son varias pero vamos a destacar las más importantes:

  • Producir nutrientes y vitaminas y absorber minerales.
  • Ayudar al sistema inmunitario ya que estimulan los procesos de defensa.
  • Mantener el funcionamiento del tránsito intestinal.
  • Proteger de los gérmenes patógenos.

 

Una microbiota saludable influye directamente en las funciones nutritivas, inmunitarias, metabólicas y protectoras.

 

Para que se cumpla un correcto funcionamiento debe haber una gran cantidad y variedad de bacterias, por ello cuando tomamos antibióticos los médicos nos recomiendan tomar suplementos con probióticos, ya que los antibióticos destrozan la flora intestinal y pueden producirnos hongos.

 

¿Y cómo podemos mejorar nuestra salud intestinal?

 

Pues es mucho más fácil de lo que parece ya que llevando una alimentación adecuada puedes regular tu microbiota de manera sana y equilibrada.

Qué es lo que debes comer para mejorar tu salud intestinal: 

Productos fermentados como el yogur, el kéfir, los encurtidos… Además de favorecer al organismo, las verduras fermentadas como el kimchi o el chucrut son ricas en nutrientes. Este grupo de alimentos formaría parte de los probióticos conocidos por las bacterias positivas que contienen.

Y lo contrario de estos serían los prebióticos que no contienen bacterias pero que si favorecen el funcionamiento de las bacterias que ya están en nuestro intestino reduciendo el riesgo de enfermedades. La más común es la inulina encontrada en espárragos, cebollas, ajo, alcachofa entre otros vegetales.

El almidón resistente también ayuda a la regulación de la microbiota. Dado que es un hidrato de carbono, y genera una fibra buena para el sistema digestivo. Para que se genere se deben cocinar los alimentos y luego enfriarlos. Encontraríamos dentro de esta familia la patata, el plátano, las legumbres, la avena o el boniato.

Por otro lado tendríamos los polifenoles que son un grupo de sustancias químicas que son favorables para  algunas bacterias intestinales. Al consumirlos les ayudamos en su vida en nuestro organismo y a expandirse. Los alimentos perfectos para encontrarlos son los frutos rojos, el cacao, el aceite de oliva o los frutos secos.

Otros consejos para mantener una buena salud en nuestro estomago sería comer las cinco porciones de fruta y verduras para ayudar al funcionamiento de las bacterias buenas, evitar comidas con alto contenido de proteínas de origen vegetal, evitar los procesados o el azúcar en exceso. Si sigues estos consejos te ayudarán a tener una mejor salud intestinal.

 

ALFA NÉCTAR puede detectar células muertas, residuos metabólicos, xenobióticos y eliminarlos del organismo. Además tiene un fuerte efecto neutralizante y purificante.

Complementos alimenticios. Es importante seguir una dieta variada y equilibrada, así como un estilo de vida saludable.